Historicos, Random, Top 10 de Siempre

10 Razones para no ser mi amante

Sí, esta soy yo, disfrazada de todo lo que no soy!

Tengo claro que como amiga soy buen partido, pero como amante tengo mis debilidades y no son menores, aquí un listado resumido de las mejores 10 razones para ser mi amigo y no mi amante:

1. Lavo mis calzones en la ducha: si, una mala costumbre que aprendí de mi madre, me carga que otros tengan acceso a mi ropa interior usada, por lo que lavo mis calzoncitos en la ducha y si usted la usa, encontrará siempre un par de calzones secándose.

2. No uso colaless: si hay algo que odio, es que la ropa interior se cunetee… y qué peor que un calzón cuya gracia es que se mete? No señor, yo paso; le llevo pantaletas y otros tipo bóxer; si no le gusta, que pase el siguiente.

3. Uso pijama de polar: paso la vida entera con frio, invierno y verano; y viviendo en Temuco y durmiendo sola, no me ha quedado otra que aplicar pijama de polar de abril hasta agosto, probablemente uno de los accesorios más mata pasiones de la historia, pero qué le vamos a hacer si tengo sangre de reptil?

4. No me se maquillar: si usted busca una mina rica que lo haga ser la envidia de sus amigos, pase por la siguiente; cuando me levanto con mi cara blanca casi verde cada mañana de frio y me veo al espejo con aspecto de enferma, trato de quitármelo con algo de base o de polvo… pero el resultado es siempre el mismo al salir: qué te pasó en la cara?

5. No uso tacos: tengo súper claro que soy ultra bajita, pero lamentablemente eso nunca fue razón suficiente para motivarme a usar zapatos con taco; y como no los uso, no los manejo. Cuando la ocasión lo obliga y me los pongo, soy miserable y camino como pato cagado. La fantasía masculina de la mijita en pelotas, con portaligas y tacones aguja, conmigo ni hablar! No le dije que soy friolenta y no uso tacos J

6. Mi ropa no combina: nunca he creído en la moda y me molesta profundamente; me carga salir a comprar ropa y cuando lo hago me niego a invertir en prendas caras, por lo tanto lo que compro es lo que está barato y no necesariamente lo que combina con el resto del guardarropa.

7. Soy seca para las chuchadas: los improperios se han convertido en una excelente forma de aliviar tensiones; algunos van al gimnasio, otros hacen yoga, yo hecho putiadas. Puede no verse muy lindo en una mujer, pero es lo que hay, y al que no le gusta, puede irse a la concha de su madre!!!

8. Odio lavar los platos: si llegas a mi casa un día lunes, te puedes morir al ver la cantidad de loza arrumbada sin lavar, es que si hay algo que odio es lavar platos, por eso tengo muuucha loza, que me permite usar sin lavar y que siempre tenga loza limpia; eso si, pobre de mi nana, que va dos veces a la semana y se encuentra con las montañas de Mahoma.

9. Engullo como hombre: si usted acostumbra salir con mujercitas que piden una ensalada o algo livianito para poder comer postre, conmigo mejor se afirma los pantalones, porque le voy con todo a lo pobre, el plato de pasta me lo como entero y siempre queda espacio para una sobredosis de dulce y carbohidratos. Olvídese del light que llegó la Ruffinelli.

10. Lo de sexy no me va: les juro que he tratado, eso de bajar la luz y poner una de Barry White para quitarme la ropa; lo de aparecer detrás de la puerta en paños menores para incitar la noche, lo de entrecerrar los ojos y hablar al oído… pero el resultado ha sido un 100% jajajajajajajajajja.

Si después de leer todo esto, aún decide venir a buscarme, no diga que no se lo advertí, y que conste que estas son solo las Top 10, hay mucho más por descubrir!!!