Farándula, Relaciones, Sexo, Sin categoría, TV

Amor A Prueba: Cuando metemos la inmoralidad a la cama

Es sabido que mi fetiche por la TV basura es amplio y de larga data, pero sin duda que “Amor A Prueba” da un salto cuántico respecto de todo lo anterior. El último reality show de Mega es una versión con esteroides de lo que fuera su hermano menor creado por Chilevisión, el polémico “Manos Al Fuego”.

Amor a Prueba consiste en un grupo de parejas que entra a encerrarse en una casa para poner su supuesto amor a prueba de un grupo de jotes hombres y mujeres, que harán todo lo posible por hacer caer a las parejas entre sus piernas. Un juego morboso, miserable e inmoral. Que no nos extrañe su éxito.

Morboso porque nos tiene pendientes del momento sublime en que uno de los emparejados caiga en los labios de alguno de los jotes; miserable porque quienes están dentro del programa son lejos los seres humanos más inseguros del mundo, mostrándonos a todos sus miserias emocionales, sus pataletas, sus berrinches y brujeos; es miserable tener que exponerte tú y a tu pareja a ese tipo de situaciones para poder comprobar que el amor es real; y por supuesto que es inmoral, porque no hay otro nombre para un programa de TV que basa su éxito y popularidad en personajes con trastornos psiquiátricos no medicados dispuestos a entretener nuestras noches de mierda a cambio de un cheque mensual, pero por sobre todo, a cambio de exposición mediática. Una weá penosa, pero indudablemente entretenida.

Los personajes elegidos por un casting virtuoso, todos obsesionados con sus cuerpos, todos inseguros, todas histéricas ellas y ellos todos con complejo de Adonis, a excepción de Junior Playboy, lejos el más mal hecho de todos, pero sin duda el creador de los mejores diálogos del programa. Si hasta Junior se come una brasilera exquisita, ese weón debe saber que dios existe y que el 2015 lo queremos de guata llegando a Lo Vázquez.

Algunos personajes de culto para tomar en cuenta a la hora de ver el show de mariconadas parejiles:

oriana

Oriana: [renunció por histérica] española rucia a la fuerza, inseguridad patológica, histeria de la más básica, celópata y gritona por naturaleza; violenta por sobre todas las cosas, si hubiésemos visto a su novio golpearla como ella suele hacer con él, habríamos pedido la intervención del Sernam en el show, pero como es mina se naturaliza su violencia y se le da poca importancia; a mi me preocupa su novio Tony, que debe estar bien cagado de la cabeza para aguantar a una mujer que lo maltrata de esa forma y le hincha las weas con esas ganas. Ese pobre, también necesita terapia, pero conmigo, y de puro cariño en el pelito el día domingo. Sólo espero que los hombres no crean que todas las minas son como ella, porque desprestigia a todo el género, y que las jovencitas no crean que esa es la forma correcta de mantener a un hombre a su lado.

luli1

Luli: [expulsada en el primer capítulo por su propio ex Hernán Cabanas] la rulosa que habla cantadito, que se auto-secuestró, que alguna vez dijo que su hijo tenía 5 años y en realidad tenía 12, que se fue de raja en Primer Plano cuando Fran García Huidobro le descontrapesó la silla dejando al descubierto su completa posta rosada… ella, aceptó entrar al reality donde estaría su ex pololo y también su archienemiga argentina la loca Lemos, que alguna vez la mandó a comerse los postres en otro reality. Hay que estar bien tocada para aceptar entrar en esas condiciones, y no quiero saber las secuelas profundas que dejó en su corazón rosado que su propio ex le pusiera la PLR del programa en el primer capítulo. Paaaaavre. Está de regreso a la fuerza desde el capítulo de hoy, hubo que cubrir el puesto de Oriana la psycho.

eugenia-lemosEugenia Lemos: [agradece que hayan jotes que la elijan] la hiperventilada argentina que se agarró de las mechas con nuestra Luli en argentina frente a las cámaras trasandinas, y reconocida por armar cahuines en cuanto reality se mete, me sorprendió. Claro, aparece en Amor a Prueba con su novio, un pajarito que no le ha ganado a nadie, que nadie sabe qué cresta le encuentra ya que se la pasa criticándolo porque no hace nada, y como si fuera poco, la chiquilla se da el lujo de agradecer que en la casa hayan “jotes” y que se la quieran jotear. Obvio, una mina con esa personalidad necesitaba un pajarito que le aguantara la locura y lo encontró, pero cuando apareció otra que le pellizcara la uva, pajarito no fue capaz de reaccionar a la altura de la loca que tiene por novia y se dejó querer sin aspavientos, aunque la tercera pata de esta mesa estuviera más pauteada que la cadena nacional; cosa que Eugenia todavía no logra cachar… los jotes pasan boleta por jotearte!

denise

Denisse Campos: [un milagro de Navidad] hermanos míos, ha resucitado. La chica símbolo de la farándula noventera vuelve al ruedo, pero desde la vergüenza ajena. Y claro, nunca logró zafar de sus adicciones, se la ve chupando copete como esponja cada vez que se ve contrariada. Pero lo que nos sorprendió a la mayoría  fue otra cosa… para el primer capítulo del reality la mandan a Las Vegas a casarse con un weón que ni sabe qui es, a la luz de la bizarrería del programa no parecía extraño, lo vio, le gustó, se casaron con Elvis como testigo y entraron a la casa estudio…. Hasta ahí, todo muy hollywoodense y creíble, lo verdaderamente insólito, es que a la semana de haber entrado, la loca ya la hacía escenas de celos a su marido recién conocido!! Y como si eso no fuera suficiente, su marido se pinchaba a otras weonas, y después le pide disculpas y le dice que la quiere! Ajajajajajajaj los weones enfermos. De verdad, yo me rio con todo esto, muy miserable, pero de verdad-verdad, alguien de la familia o los amigos de Denisse deberían apiadarse y sacarla del reality pa que deje de dar jugo. Yo estoy dispuesta a sacrificarme y no verla más para resguardar su dignidad.

pilar

Pilar Ruiz: [jotió con tantas ganas que la española Oriana decidió irse] solo sé que no he conocido en mi vida a alguien más gritona e insoportable, si el acento colombiano me parecía encantador, dejó de parecerlo con ella, me mató todo el fetiche que me generó alguna vez Café con Aroma de Mujer… una mina que disfruta viendo como otros dos se agarran de las mechas por su culpa, que es tal su inseguridad que necesita que un hombre que tiene pareja la mire y encuentre atractiva para convencerse de que ella vale la pena. Una zorra encubierta, sin lugar a dudas. Terapia para el amor propio y la no necesidad de validación masculina es lo que le falta a la pobre Pilar, que yo creo gritaría menos si su necesidad de brillo la dejara dormir en paz.

Me puse a pensar en que solo he descrito minas, debe ser porque son las más ruidosas, atadosas y alharacas; los hombres no han sido hasta ahora sino objetos de posesión más que sujetos de acción, a excepción de Junior, que es el único que logra algo distinto a la lata, la desidia o la compasión. Que Desajunior sea quien saca la cara por los hombres les hablará mucho de las características del reality, donde ellos están más preocupados del espejo y las proteínas, mientras ellas sepultan al género en cada menstruación escondida.

Y por supuesto lo seguiré viendo, ya les dije que mi morbo no tiene límites.