cine, Mi experiencia

[CINE] “La Fiesta de La Vida”

Maite fue la única que acudió a mi invitación al Cine El Biógrafo, eso ya la hace especial.
Cercano a la hora me dice que llegará un poco retrasada porque debe pasar a bañarse a su casa, a lo que yo respondo que no huevee, que vaya así nomás, que la cosa empieza a las 21:30…. ella conociendo mi TOC con los horarios no discute y dice OK, estaré allá a las 21:30.
A las 21:20 yo estaba en la entrada del Biografo y veo acercarse a una estupenda mujer de unos 30 años en un vestido negro perfecto, corto mostrando sus generosas piernas, con su pelo ensortijado como Pretty Woman y los labios brillando desde lejos. Era Maite, llegaba justo a la hora. Yo había comprado algo de cocaví para la cita. Me mira sorprendida al parecer por mi atuendo, algo muy parecido a un pijama….
Le paso las entradas y me dice junto al joven acomodador de butacas: “¿vamos a ver una película?” – claro! respondo desconcertada- y no era una fiesta? pregunta en un tono de desilusión mortífera…. – no poh, la película se llama “la fiesta de la vida” no es una fiesta, es una película! – me doy vuelta hacia el acomodador y le digo: “señor, usted sería tan amable de sacarla a bailar un ratito?” el joven acomodador de butacas estalla en risas. Nos reímos todos.
No traje ni los lentes – dice Maite en tono complicado – los vas a necesitar para leer los subtítulos, te traje a ver cine francés. – Puta la weá! exclama mi sutil compañía…. – afuera compré unas galletas de marihuana, toma, te traje una, así te imaginay los subtítulos –
Nos comemos una galleta cada una, en silencio, como pendejo comiendo en la sala de clases.
La película es suculenta, nos tiene cagadas de risa, el cine francés es otra weá…. nos reímos fuerte, el resto del público también…. ellos no comieron galletas, así que intuyo que la película de verdad es buena.
En medio de la película recuerdo que compré un muffin más temprano… lo saco con mucho cuidado y lo comparto con Maite, porque así son las citas que valen la pena. “Toma, se feliz” -lo estoy siendo- responde.
Al terminar la película me pregunta cómo está su cara… debo responder con bromas; nunca vi algo más feo. “Oooohhhh tu galleta estaba vencida”.
Caminamos un par de metros y nos encontramos una pareja de chocos gay bailando un montón de ritmos; desde Broadway, pasando por bailes de salón, tropicales y hasta rock ´n roll! Nos enamoramos de ellos, en secreto quisimos ir a bailar como ellos, pero ambas sabíamos que Dios no nos dio nada de eso que ellos tenían, ellos eran tanto más femenino que nosotras…. éramos dos weonas enamoradas de un par de fletos talentosos, a cualquier hetero le puede pasar. Hay videos que registraron el hermoso momento, con comentarios de las autoras, por supuesto.
¿Pa qué lado vay? Pa allá. Yo pa acá. Beso, lo pasé muy bien.
Fin de la cita

“La Fiesta de La Vida”
Cine El Biógrafo, Barrio Lastarria
17:30 y 21:30 hrs.