LifeStyles, Sexo, Top 10 de Siempre

El Manguera de Patio

El mito se ha derribado. Después de años de vendernos la pomá de que Gonzalo Valenzuela era realmente El Manguera, que Liliana Ross nos entregó generosamente en su obra de teatro Sinvergüenzas; hoy, ese lindo cuento de hadas que nos mantenía la ilusión, ha muerto.

Circularon por la red las fotos que lo mostraban junto a su mujer Juanita Viale, en situación de cachondeo; en la ducha, encumbrando volantín, observando el asterisco y en el mismísimo plug and play; todas las fotos confirmaban que el mito había muerto y esta muralla de Berlín, se nos venía a abajo.

Algunas más puristas, apelan a que Gonzalo es un hombre muy alto y que si lo miramos en perspectiva, debe tenerla más grande que el promedio chileno. Puede que sea cierto; pero a mi que me registren; el efecto visual valer casi tanto como el efectivo; y dime si no te tienta más una torta bien decorada que una mal hecha; aunque los ingredientes sean los mismos. Y además, el problema no era de largo, si no de ancho; ahí ya depende del gusto, hay quienes prefieren el tarro de paté.

Sin embargo y pese a que lamento profundamente la caída de la manguera mítica, y que fue muy fuerte querer encontrarse con una manguera de esas de bombero y encontrarse en realidad con la manguera de patio de la vieja de los gatos; debo decir que dentro de las fotos, habían cosas que me parecieron aún más preocupantes y las que me gustaría comentar:

Señorita Viale, pida que le devuelvan la  plata: una de las fotografías nos muestra un primerísimo primer plano del “asterisco” de la señorita Viale, se nota que hubo dedicación, o al menos la intención de depilarse enterita, el brazilian bikini wax del tipo Barbie girl y toda la pescá; pero le sugerimos que pa la próxima la depilación sea completa y le pida a su depiladora que la depile con los ojos abiertos; y que use cera en vez de Gilette; encontrarse con esos cañones alrededor del cortachurros; no debe haber sido agradable para Gonzalito.

El blanqueamiento anal existe: si ya los pelos locos nos dieron qué hablar; continúo con las recomendaciones para Juana; si te vas a sacar fotos del culo, al menos ten la delicadeza de blanquearte el orto. Y lo digo con todo cariño, es que es usted tan linda, tan blanca y sedosa, que debe ser bien espeluznante recorrerla eróticamente, besarla, tocarla, abrirle los cachetes y encontrarse con “la carie”!!!! Junita, no podís. En USA le llaman anal bleaching; es una cremita que te aplica tu esteticista preferida mientras estás en cuatro; en un ratito te blanquea esa negrura indigna que llevamos como marca del pecado sodomita, y tus fotos saldrán bellas y las perdedoras como yo no tendremos qué pelarte. Las actrices porno de elite no pueden estar equivocadas. Puedes convertirte en una conejita suave y rosada; y dejar de ser una fea muela cariada.

Tiene usted algo mas que decir acerca de las mentadas fotos? No sea gil y comente aquí, y aproveche de ganarse un kit de productos de Lifestyles que premiarán los mejores comentarios!