Blog, Series

Grace&Frankie: aprender a tirar después de los 60

Gracias San Netflix por favor concedido; Jane Fonda and Lily Tomlin vuelven a encontrarse gracias a “Grace & Frankie”, que es algo así como saber qué pasó con Thelma y Louise cuando cumplieron 65.

Cuando vi el primer capítulo, sólo atiné a pensar: ¿qué pasaría con mi madre si hoy, después de más de 40 años de matrimonio, hijos y nietos; tuviera que enfrentar que su marido es gay y está enamorado recíprocamente de su socio, y se quieren casar?

La verdad, no tuve respuesta.

Es lo que le pasó a Grace y a Frankie, dos mujeres sobre sus 60, que deben enfrentar la vida ahora que sus esposos han decidido salir del clóset, casarse y por fin ser felices. Ellas muy distintas, casi antagónicas; y no les queda otra que hacerse aliadas frente a la vida. No debe ser fácil. Y no lo es.

Grace & Frankie es como la versión sin censura de Los Años Dorados, una serie que nos muestra que sí se tira en la tercera edad, que se necesita más lubricante que a los 30 y que se puede comenzar una vida nueva incluso cuando creías que la que tenías salvaba bastante. Es un drama singular, tomado con todo el humor que se necesita para estar en esa situación y no suicidarse.

Alucinógenos, alcohol y mucha paciencia, acompañados de familias particularmente disfuncionales pero con más alma que muchas familias perfectas, amistades necesarias y convenciones desarticuladas. Una suerte de Woodstock de la diversidad y la tolerancia. Una oda al “sí, se puede”, más efectiva que cualquier libro de autoayuda barata. Esta serie me devolvió la fe en cumplir años, en cumplirlos bien y averiguar desde ya, qué jipi cercano prepara lubricantes orgánicos.