Periodismo y Ciudadanía

Michelle es el pololo que quiere una segunda oportunidad

michelle polola

Dados los números de las primarias presidenciales, y siguiendo la línea de mi descripción de los candidatos como pololos; ya asumimos que estamos dispuestos a volver con el pololo que no nos quiso como queríamos, y que hemos sucumbido, como tantas veces, a los ojos del gato con botas.

Todos hemos vuelto con un amor que no nos trató tan bien como queríamos, no culpo a Chile, nos veo representados y con ganas de creer.

Nadie excepto Michelle, podía darse el lujo de sacar a la derecha del poder. Ella se los entregó y ahora les arrebatará lo que cree propio. Y es que cuando el ex pololo te ve coquetear con otro y entregarle tu confianza, se encrispa y lame su pelaje, saca brillo a sus mejores plumas y abre sus más grandes ojos de gato con botas.

Michelle no la tiene nada fácil, es un pololo en capilla; presionado por la historia y que hoy vuelve con una polola que ya no es tan ciega, ya no está embelesada. Evidentemente sigue enamorada, pero el dolor le agudizó los sentidos y ya no se dejará sorprender con un corazón colorado lleno de bombones; esta polola ya acortó las riendas y está dispuesta a pegarle la PLR sin asco si no cumple con las expectativas.

Estas expectativas no son menores e involucran no solo los emocionales afectos y carismas, esta polola ya está más grande y exigirá habilidad para conducir la casa y por sobre todo, empatía para acompañarla a cumplir sus sueños; y es aquí donde tanto pololo se cae, y donde se cayó Michelle en la primera parte de este pololeo.

Esta segunda oportunidad se da desde el cariño profundo que Chile siente por su pololo imperfecto, pero como buenas amigas de Chile, le aconsejamos que vuelva, pero que sea firme, que no acepte claveles cuando lo que espera son rosas, que no acepte Calaf cuando lo que merece es La Fete. Las amigas de Chile la felicitamos por volver a creer, pero estaremos ahí también para soltar los leones cuando veamos que se cagan a nuestra amiga y que ella quiere adoptar a las fieras.