Redes Sociales

No les queda otra que eliminar a la mamá de Facebook

noooooooooSegún un estudio del Pew Research Center, los jóvenes y adolescentes están abandonando Facebook porque se llenó de adultos. Y por la chita que les encuentro razón, es que los adultos han demostrado una desubicación tremenda y cero empatía con sus cercanos más jóvenes.

Lo que a padres, tíos  y abuelos no han querido entender, es que Facebook es una plataforma donde, a diferencia de la vida real, ellos están mezclados con los amigos de sus hijos en el mismo escenario y donde todos tienen acceso a sus interacciones; por lo tanto, también a diferencia de la vida real, cada vergüenza es pública.

Los adultos no han sabido entender los códigos y no los dejan ser; los retan por escribir mal, por usar garabatos, por hacer bromas y no entenderlas, por llevar a cabo dinámicas sociales que son incomprensibles para sus años; señores, el problema no son los jóvenes, sino los adultos que no saben ponerse en su lugar y respetar los espacios y formas de sus queridos adolescentes.

Los cabros se quejan de que les comentan todo lo que hacen y no de las formas adecuadas; si no lo besuqueas en público frente a sus amigos porque sabes que eso le causa pudor, entonces por qué xuxa le comentas las fotos como su fuera un bebé? ENTIENDE: Sus amigos están mirando!!!!!!

Entiendo que adolescentes prefieran eliminar a sus seres queridos de Facebook por presentarse demasiado entrometidos o fuera de lugar, claro que los entiendo. Y lo peor de todo, es que esos adultos eliminados se ofenden, se ofuscan y lo traducen en desamor, cuando en realidad debieran optar por cambiar su actitud y ser más empáticos con los que aun están formando sus círculos sociales y necesitan, al menos, la sensación de autonomía.

Por eso le recomiendo a padres, tíos, abuelos y hermanos mayores que hagan el ejercicio de estar sin molestar, de mirar lo que pasa desde el psicopateo clásico de la vieja escuela, pero sin intervenir en esos procesos.

No siempre es que no los quieran ahí, es solo que nos los quieren ahí dejándolos en ridículo. Es una edad difícil y como adultos no debiéramos hacérselo más difícil aun; además, si nos eliminan a los padres de Facebook, perdemos un escenario muy preciado para entender lo que pasa con ellos, no sea pollo papi, y manténgase parapetado desde su trinchera, cuando le pegan la PLR virtual, no le va a quedar otra que imaginarse lo que ocurre, y eso nunca es entretenido tratándose de los hijos.