Relaciones, Sexo

Pequeño Manual de Urbanidad Post Coito

Tirar es un acto salvaje, animal, instintivo y natural; pero lo cortés no quita lo caliente y si no quieres quedar como un ser mal educado una vez finiquitado el momento copulatorio, mejor te lees este grupito de tips que explico a continuación; puede que no todos reaccionemos igual a los mismos estímulos, pero al menos, no podrás decir que no te lo advertí.

  1. No es lo mismo el post coito con la pareja, el amigo con ventaja o el polvo casual; es importante ponerse en contexto y saber que ciertos tipos de relaciones tienen más libertades que otras. A la hora de la cachita con tu pareja estable, sabemos que ya ha habido anteriores, que hay confianza, que nos podemos permitir ciertos relajos o dejaremos pasar ciertos exabruptos; también sabemos que cuando te tiras a un amigo con derechos también podemos agregar dosis de humor o soltura que son bienvenidos, hasta bullying en buena se tolera; pero ojo con el polvo furtivo de cachita casual, ese suele ser más cinematográfico, más de crear el mito, de irse luego del lugar del delito dejando un manto de misterio; se habla poco y tenemos permiso para creernos fatales, intrigantes y únicos.
  1. No pregunte cómo estuvo, esa weá da pie a que su acompañante se sienta incómodo, se supone que si lo pasó bien debió haberse notado, cuando la gente lo pasa bien tirando se le nota, y si te han dicho que hay gente a la que no se le nota, es porque te lo culiaste pésimo y no te quiere herir. Sea generoso también y acostúmbrese a demostrar con respiraciones, gemidos, movimientos o lo que se le ocurra que le está gustando, nadie quiere tirarse momias.
  1. El acurruco no es ley, acá quiero ser bien clara; hay minas y minas, varones y varones; la cosa es que no a todos nos gusta acurrucarnos después de tirar, y hay quienes lo encuentran un final espléndido; mi recomendación es a saber leer las señales del partner. A mi, por ejemplo, me pasa que siento que cuando acabas es un momento tan explosivo, intenso e íntimo, que cuando termino me gusta echarme pa atrás sola, respirar, recuperar el aliento y permanecer un ratito sin el otro, como para reestablecer la vida, a solas. Después de un rato, pasado el alboroto del orgasmo, calmado el sudor y recuperado el ritmo cardiaco puedo volver como una gata ronroneando; pero inmediatamente después del polvo podría gritar “¡atrás Satanás!”. En cambio para otras, el acurruque es la verdadera culminación del polvo, solo termina bien si su orgasmo viene con un correlato de abrazos, cariños y palabras al oído… y pa eso usted mijito, debe estar atento, si ella se acerca o naturalmente se aleja. Si weón, te estoy pidiendo que le pongas atención a la mina, sabemos que terminado el polvo voh day por terminada la faena, pero yo como buena amiga que soy te digo: “perro, la weaíta no termina ná con tu derrame”. ¡Éxito!
  1. Córtala con el WhatsApp, esta weá es importante porque por obvia se les olvida; tirar como locos, echarse pa atrás y que el otro weón de forma refleja agarre el teléfono para revisar sus mensajes o redes sociales es un descriterio que Carreño no habría permitido jamás! No seas desubicado y tómate un tiempito antes de que tu atención se diluya en la luminosidad de tu Smartphone, acabas de estar en concentración absoluta cualiándote a otro ser humano, lo mínimo que puedes hacer después de haber cumplido tu objetivo es regalarle unos minutos aunque sea por mínima deferencia, que no parezca que todo lo que está pasando en tu teléfono es más atractivo que el ser humano que te acaba de dar la pasá. Y aunque no haya sido el polvo de tu vida, al menos respeta que ese otro ser vivo te prestó el cuerpo para remojar tu cochayuyo; podrás entonces esperar 5 minutos mirando el techo y rozando su espalda antes de meterte por WhatsApp a ponerle fecha y hora a tu próximo polvo, que no tenemos problema en que sea con otra.
  1. No aleguemos si alguien se queda dormido, en serio, ¿hasta cuándo friegan con la weá de que está mal quedarse dormido después de tirar? Es una actividad demandante, que si se hizo bien lo lógico es que nos deje extenuados; a llorar a la FIFA con esa huevada de filosofar mirando el techo como obligación, si pasa está estupendo, pero si no, dejemos dormir tranquilo a quién lo dio todo en la cancha.
  1. ¿Traga o escupe? Esa es la pregunta del millón, pese a lo que las bellas damas puedan creer, esta es una pregunta no menor en la cabecita loca del varón; y tiene una connotación importante a la hora del amorssssss. Efectivamente, si tragas o escupes la leche de tu guerrero tiene injerencia directa en la imagen que el lolo se hace de usted; se atribuye a que el joven relaciona esta acción al rechazo o aceptación, tragar sus jugos de vida involucra un acto de aceptación profundo, (pa mi es canibalismo, me como a sus potenciales hijos) y cuando lo escupes estás demostrando rechazo frente a él y su descendencia; si el joven es un lolo educado y estratégico, considerará la opción de prepararse para motivar ese atracón de esperma, tomando juguito de piña natural que es un conocido endulzante del semen. Los cítricos y arándanos son excelentes, porque ayudan a acidificar el ph del cuerpo (lo que cancela la alkalinidad de su semen, factor culpable de un sabor ‘salado’). Aplique ensalada de apio y perejil; fabulosos para mejorar el sabor del semen debido al alto contenido de clorofila que contienen y juéguele mucho a la menta, canela, cardamomo y limón: también ayudan a ‘endulzar su paseo’. Si te vas a ofender porque no lo traga, al menos date la paja de comer lo necesario para no querer escupírtelo en la cara.
  1. Chorito se suena en privado, yo de verdad aun no logro entender qué pasa por la cabeza de la dama cuando agarra una pañuelo desechable, un pedazo de confor o la misma polera y se enjuaga los residuos de fluidos que dan cuenta del momento de éxtasis que se acaba de vivir; ¡¡¡qué xuxa!!!! Estando ahí, en el lecho junto a su pareja le importa un pico el decoro y se limpia la chonfla como si se sonara; esa weá cabras no está bien!!! Un poco de respeto por la elegancia, por la intimidad, incluso por la estética; no falta la desubicada de mierda que no solo se limpia, sino que tiene el descaro de hacerlo de pie junto a la cama!!! Con el mino mirando en contra-picado como la lola abre las piernas en posición de alicate y se restriega sus partes pudendas sin pudor alguno; en ese preciso instante no solo muere la flor, se marchita el jardín completo! Weona, no cuesta nada pararse siempre digna e ir al baño a higienizarse; aunque debas ir apretando el choriwi reteniendo lo que sea que sale de él. Mujer, ser mina es una cuestión de actitud y tu actitud no puede ser sonarte el sapo en público. He dicho.

NOTA DE LA AUTORA: Los puntos están redactados en función de mi experiencia heterosexual y no deben ser considerados como dentro de un patrón social heternonormativo; le pido la gentileza a tortas y fletos de mi corazón que los adapten cariñosamente cada uno al género que le corresponda y no me apliquen Ley Zamudio, soy una hetero inclusiva!