Random

Todas llevamos una maraca dentro ¿cuál es la tuya?

¿Hasta cuándo, mujeres mías, andamos tratando de maracas a otras sin asumir la maraca propia? Y no se ofenda con lo que le digo! Es que todas llevamos una dentro, pero lo que pasa es que no todas la han sabido reconocer.

 

Porque ser maraca no significa únicamente ofrecer sexo a cambio de dinero en el velador, eso es ser simplemente prostituta, ser maraca es mucho más complejo y común, vamos viendo las distintas categorías, elige la tuya:

 

1. La Maraca Clásica: esta es la madre de todas las maracas, vive del sexo y cobra por él, unas más caras que otras, unas más ricas que otras, unas más maracas que otras. No hay mucho que decir de ellas, aparte de que su trabajo es la válvula de escape para que muchas relaciones no revienten.

 

2. La Maraca Aspiracional: esta no cobra directamente en efectivo, pero muchas veces acepta retribuciones en especies, pero por sobretodo, en status. Por lo general son de familias de clase media o baja, claro, las de clase alta no necesitan de un hombre para escalar en la montaña social. Se les nota a la legua el objetivo, suelen fijarse en hombres de profesiones tradicionalmente muy prestigiosas, si usted es técnico en algo, olvídese de ellas.

 

3. La Maraca Beata: esta es de las que me dan más miedo, son santurronas las weonas, pero le menean el culo a todos. Se manifiestan pechoñas fuerte y claro, pero a la salida de misa le comen el pololo a la compañera del EJE y después se confiesan. Se visten muy recatadas y hasta usan aritos de perla, pero andan con la maldad a cuestas, debajo del chalequito con rombos. Son como las bulímicas, se pegan los atracones brutales y después la culpa las corroe, se confiesan y van por más.

 

4. La Business Class Maraca: es sofisticada y se viste bien, le gustan exitosos y ella misma es exitosa, pero la muy zorra se aprovecha y se calzonea a todo el mundo, es la chacal de la calentada de sopa y toma la conquista como deporte aventura; y eso es lo que la convierte en maraca; no necesita cobrar porque tienen lo que necesita, pero su ego la traiciona y maraquea sólo para sentirse deseada.

 

5. La Maraca Encubierta: es parecida a la Maraca Beata, pero sin el componente religioso; claro, ésta va con actitud de virgen por la vida, pero yo diría que se los ingiere de costado.

 

6. La Maraca Asumida: está orgullosa de su condición de maraca, no cobra pero disfruta. Es esa mujer que se entrega a los placeres de la carne sin prejuicios ni reproches. Tildada de fácil, de promiscua, de casquivana y suelta de trenzas; es la envidia de las mismas que la critican, su vida no es fácil, tiene que lidiar con el escarnio público, pero tiene lejos los mejores domingos; muchas la envidiamos.

 

De estas categorías se pueden sacar muchas más al mezclarlas, probablemente te sientas identificada con más de una; y es muy posible que me falten categorías, agradeceré a mis fieles lectores y lectoras que vayan ayudando a construir una lista más completa y detallada, para eso vamos dejando los comentarios de cuáles son los que faltan y cuáles son tus categorías favoritas!!!!