Random

Una columna de potos y tetas



potos

La siguiente columna es terapéutica, para relajar la neurona que ha estado el día entero discutiendo con los pro parto y talibanes del huevo; para leer lo que pienso sobre el aborto, puede remitirse a mi columna sobre el tema, mientras tanto, por ahora relajamos el nervio hablando de potos y tetas, pero de hombres!

Ajajajajajaj si, de hombres. Una seguidora me sugirió el tema en tuiter, y encontré que la idea de @Bestialycus merecía darle cuerpo.

De potos…

poto concavo

 

El poto cóncavo es posiblemente, la característica más común del chileno promedio, ese culo que lejos de rellenar un calzoncillo, hace que los Mota concho de vino comprados 3×5 lucas, hagan un hueco en su estructura, y si lo pones de guata, podrías hacer una piscina en sus nalgas.

 

poto peluo

 

El poto pelúo es otro clásico, no hay distinción entre la pierna y el cachete, una sola masa velluda que te hace recordar que te afilas al oso Ted de vez en cuando y que cuando te pones creativa, tienes que llevar hilo dental en la cartera.

 

 

poto de gásfiter

 

El poto de gásfiter es ese trasero que sin importar su forma ni fondo, se asoma por entre los pantalones bolsudos, a veces lampiños, a veces pelúos, pero siempre asomados, sin restricción de tiempo ni espacio. Si te lo encuentras de buen humor, te deja echarle unas moneditas en la alcancía.

 

 

poto de huaso

 

El poto de huaso es el culito apretadito que se amolda al pantalón con pinzas y rayas, que parte en un cinturón de cuero natural y se corta violento al terminar la nalga, esculpido a punta de cabalgatas y reforzado con los Chiteco blancos que le compra su mamá.

 

 

poto sin

 

El sin poto, es la especie mayoritaria en Chile y carece de culo. Así de lapidario. Al que le tratas de buscar el poto en los pantalones cuando se los quita, al que quieres pasarle un cojín pa ir al wáter, al que cuando le pegas un agarrón, pasas directo a los cocos.

 

 

poto perfecto

 

El poto perfecto, esta weá solo existe en las fotos porno que yo no he bajado en mi computador.

 

 

 

De tetas…

Sólo sé que nunca podrá gustarme un hombre con más tetas que yo.

teta turgente

 

La teta turgente es la forjada a fuego de gimnasio, elaborada finamente con pesas y ejercicios, adornada con autobronceantes y resaltada con vaselinas estivales. Que asco weón, en serio.

 

 

 

tetas caidas

 

La teta flácida, porque solo hay una cosa peor que un hombre con tetas, y eso es un hombre con teta flácida, ya sea porque era gordo y adelgazó de pronto, o porque ya está vejete y la tensión de la piel ya cedió, pero si vas a tener tetas siendo hombre, que al menos me miren a los ojos!

 

 

Y dejaré de hablar de hombres con tetas, porque aqui la de las tetas, soy yo.